Consejos para proteger la casa de okupas

En la actualidad, se han registrado un gran número de viviendas con okupas en nuestro país y los números van aumentando, aunque toda constitución de un país expresa que toda persona tiene derecho a una vivienda digna, pero siempre y cuando no sea de otra persona.

 

De acuerdo con los cerrajeros de Sant Feliu, durante el verano el número de ocupaciones aumenta, sobre todo durante la temporada de vacaciones, para los okupas estos son los meses ideales para invadir viviendas ajenas.

 

El saber cómo proteger la casa de los okupas no está de más si queremos ser previsores, ya que prevenir vale más que curar. Entre los consejos que se indican para evitar que tu casa la invadan los okupas están:

 

Cuando el okupa se fija en una casa, se fija si esta deshabitada y que no tenga muchas medidas de seguridad, para evitar esto existe numerosas acciones que se pueden realizar.

 

Simular que hay personas viviendo dentro de la casa e implementar medida des de seguridad que dificulte el proceso de ocuparla.

Evitar hablar sobre tu ausencia

Es importante no comentar con vecinos o desconocidos, que estarás ausente por unos días, ya que es emocionante saber cuando están cerca tus vacaciones, por lo que la prudencia es fundamental.

 

Existen bandas organizadas que se encargan de buscar casas desocupadas, aunque esto sea por pocos días o por un fin de semana, cuanto menos publiques en redes sociales que estarás de vacaciones o coloques fotos de tu viaje hasta que regreses, evitara un disgusto.

 

Apoyo de un familiar o persona de confianza

Este familiar o amigo puede regar las plantas o ponerles comida a los animales, para que la casa parezca habitada. Además puede recoger el correo postal, subir y bajar las persianas exteriores de diferentes áreas de la vivienda, para simular que hay gente en casa.

Encender alguna luz de la casa, ya que esto ahuyenta a los okupas, nunca estará de más entregar un juego de llaves de la casa a una persona de confianza, no dejarlas escondidas en la vivienda, como en el buzón o debajo de una maceta.

 

Seguridad de puertas y ventanas

Es necesario reforzar la seguridad de la puerta principal, ya que los okupas intentaran entrar por allí, ya que no existe cerradura imposible de abrir, pero sí de alta seguridad que puedan dificultar la operación y a su vez tanto los malhechores como los okupas desistir de abrir la puerta.

 

Es importante que aparte de una cerradura de alta seguridad, esta se proteja con un escudo acorazado y añadir un cerrojo de seguridad que puede ser invisible.

 

Colocación de una puerta blindada

Si la puerta de una vivienda es fácil de abrir con solo golpearla, los implementos de seguridad instalados no serán de gran ayuda, si la puerta es blindada la operación será más complicada.

 

Para esto, existe múltiples modelos en el mercado, donde las contrachapas de acero se pueden adquirir de diferentes grosores y con diversos tipos de cerraduras y anclajes.

Las ventanas sino cuentan con rejas, no estará de más la instalación de estos, ya que por más que se refuerce la puerta principal, con solo romper un vidrio de la ventana pueden ingresar los okupas.