Conoce el candado de doble vástago de cierre

en

Los candados con doble vástago de cierre no son tan populares, pero en algunas circunstancias marcan la diferencia en términos de resistencia, seguridad y practicidad, aunque comúnmente se conozca el candado con un solo vástago, los de doble vástago, también son una buena opción en seguridad.

Generalmente, en Cerrajeros Sitges indican que el candado está fabricado para apretar no uno sino dos elementos, ya sea los elementos de 2 extremos de una cadena, dos hojas de una doble puerta, así como un elemento fijado a la pared, entre otros, es por eso que en estos casos una cerradura de doble vástago resulta útil para la seguridad.

Conoce el candado de doble vástago de cierre

Función de un candado de doble vástago

El candado de doble vástago posee 2 gargantas y 2 vástagos de cierre, por lo que cada garganta puede usarse para bloquear uno o dos de los elementos que necesitan cerrar, una de las ventajas de este tipo de candado es que se puede liberar ambas gargantas como se hace normalmente con un candado tradicional de una sola garganta.

Es decir el candado puede quedar sujeto al otro extremo sin liberar ambas gargantas, tampoco hay necesidad de sujetarlo con la mano, volverlo a cerrar y guardarlo en algún lugar, si utilizamos este tipo de candado para una cadena, los dos extremos de la cadena se insertaran en las dos gargantas del candado, ya sea para abrirla y cerrarla. Es un candado que aporta comodidad, sobre todo si necesitamos usarlo varias veces al día.

En el caso de un candado de doble vástago para una puerta doble como la de algunos garajes, en este caso es mucho más evidente la comodidad, dejando el candado sujeto al lado batiente que se abre, la facilidad para usarlo es prácticamente igual a la de una cerradura de sobreponer, pero comparandola con una cerradura normal, el candado de doble vástago es más resistente.

Por otra parte, son comunes para los portones de los camiones, y en Cerrajeros Mataró concluyen que son mucho mejor que un candado de un solo vastago, ya que el de doble puede fijarse a una de las hojas del portón que tenerlo en la mano o extraviarlo sería aún peor, en el caso de las camionetas es mejor utilizar una cerradura creada para este tipo de vehículos.

Recomendaciones finales

Los candados de doble vástago no pueden confundirse con candados baratos, que aunque tengan dos gargantas, ambas están cerradas por un solo vástago, la diferencia se percibe a simple vista, los candados de doble vástago de cierre tienen dos empuñaduras en cambio las de un vástago solo tienen una empuñadura.

Los candados de doble vástago son cómodos y resistentes, sobre todo ante los candados de un solo vástago, ya que los vástagos suelen ser más cortos y sufren menos el efecto palanca, estas se pueden ejercer con herramientas de descerrajamiento, además las gargantas son más angostas y es más difícil introducir a palanca o cualquier herramienta de corte para romper el vástago.

Finalmente, los candados de doble vástago de cierre son productos prácticos, que no son tan comunes pero que una vez los conoces no se pueden abandonar jamás.